Nuestra historia

Continuidad ininterrumpida de una empresa conducida por una familia que le dio origen.

Toda una trayectoria de José Miroznik, quien comenzó junto a su padre, venido de una familia de joyeros de Europa en 1915, específicamente Polonia, que recomenzó en esta Argentina con un pequeño local, transmitiendo a su hijo el amor a la profesión. José, ha manifestado siempre su inclinación por la orfebrería en alhajas, llegando a ser hábil orfebre, supo que el oficio que deseaba ejercer era el de joyero y se convirtió en su propio maestro.

La historia de esta firma familiar se remonta a Polonia de 1875, Edith representa, junto con su hermana Diana, a la cuarta generación. Su padre José hace casi 70 años tomó las riendas, su sueño era continuar la fabricación así que en 1945 abrió su propio taller, su pasión era producir sus propios modelos. "Nos gusta y deleita lo que hacemos, empezamos a fabricar diseños atemporales", confesaba José con entusiasmo, teniendo un único objetivo: "completar la belleza de la mujer", pues para él, las joyas y las mujeres se complementaban.

Su gusto personal que era exquisito fue enriquecido por sus viajes, sus visitas a exposiciones internacionales de joyas y el estudio inacabable sobre esta maravillosa materia fueron lo que lo movilizaba para brindar a sus clientes joyas exclusivas. Parafraseando a Leonardo Da vinci decía “la belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte”, para nuestro padre la joyería era arte.

En el crecimiento de la empresa su esposa jugó un papel importante, Clary Miroznik Germán, una visionaria mujer de gusto glamoroso, que lo acompañó en encuentros con importantes empresas joyeriles europeas. Hoy la empresa, esta bajo la dirección de sus hijas, Profesoras Edith y Diana. Su padre les enseñó las técnicas del buen gusto y distinción en la artesanía de joyas, y ahora en el presente incorporado al grupo, una joven generación de profesionales, crecieron en el ambiente de las joyas, nutriéndose de esa magia especial de una alhaja que trasmite vida y color, expresan “respiramos belleza, la vida diaria es la fuente de inspiración para nuestros diseños, es como hacer la obra entre los dos, un poco la naturaleza y un poco el artífice”.

El savoir faire fue y es el motor y el elixir. Tenemos pasión y fe en el trabajo, a lo largo de nuestra historia emprendimos emocionantes desafíos.

Creamos un tipo de joyería que lleva la carga del símbolo y la identidad. Estudiamos incansablemente los mercados de la moda, participando de la continua evolución que se da desde el principio de los tiempos.

Nuestro mundo es de sueños y emprendimientos, nos maravilla saber que podemos construir algo: crear joyas, manifestación del amor en todas sus expresiones, a través de las piezas nos expresamos y desarrollamos toda nuestra creatividad.

Camino a los setenta años de marca, camino a los 100 años de joyeros.

Orgullo por el pasado... Pasión por el presente... Fe en el futuro.
EVENTOS
NOVEDADES
VIDEOS
VIDEOS
AGENTES OFICIALES
AGENTES OFICIALES
RUBI RUBI
NicoSal soluciones web
© Copyright 2013 RUBI RUBI | Todos los derechos reservados.
Contacto
Youtube
Facebook
Twitter